Ventanas aislantes de PVC: la solución ideal para hogares cercanos a un aeropuerto

Ventanas aislantes de PVC: la solución ideal para hogares cercanos a un aeropuerto

Ventanas aislantes de PVC: la solución ideal para hogares cercanos a un aeropuerto 1024 524 Windlock

Después de contar 100 ovejas, por fin, poco a poco sientes como lo vas logrando, pero de repente… ¡Ay no! El molesto sonido de aquel avión que acaba de despegar asusta a todas tus ovejas incluyendo tus ganas de dormir… desastroso, a contar de nuevo. Hablemos de este problema (y como las ventanas de PVC pueden ser la solución).

Habitar cerca de un aeropuerto no solo es estresante, sino poco saludable. No es un secreto que el vivir cerca de una terminal aérea tenga consecuencias como el exceso de ruido, y de los que derivan actitudes irritantes e incluso imposibilidad de realizar actividades como escuchar una llamada, ver el televisor o no dormir (mucho más grave). Por lo que hoy te traemos este artículo en el que profundizamos sobre las ventanas de PVC como la solución ideal para los habitantes cercanos a aeropuertos.

 

Los problemas de salud asociados al ruido

La Organización Mundial de la Salud determinó que el ruido es el segundo factor más perjudicial para la salud después de la contaminación del aire. Según estudios de la Fundación Española del Corazón (FEC), el ruido constante aumenta el riesgo de sufrir hipertensión, infartos o ictus. En un comunicado, esta institución menciona que cada vez hay mayor evidencia de la relación entre el ruido y diversos trastornos de la salud, entre los que se enlistan la discapacidad auditiva, alteraciones del sueño, deterioro del rendimiento cognitivo y otras enfermedades cardiovasculares.

La FEC advierte que estar expuestos a un ruido mayor a los 65 decibelios produce estrés biológico en el cuerpo humano, hace aumentar la presión arterial, y si se produce de manera continua e intensa, podría provocar un accidente cardiovascular.

 

El ruido en la Ciudad de México

La Ciudad de México se encuentra entre las cinco ciudades más ruidosas de América Latina, siendo el tránsito automovilístico el mayor detonante. Si bien la normativa marca que en zonas residenciales no deben superarse los 65 decibeles durante el día y 62 durante la noche, existen detonantes diversos que fácilmente llegan a superarlos, como lo son ambulancias, tránsito pesado, maquinarias de construcción y, en zonas cercanas a aeropuertos, los aviones.

 

Las ventanas de PVC como solución para el ruido exterior

Acústicamente hablando, las puertas y ventanas suelen ser la parte más vulnerable de una vivienda o edificio y su efectividad disminuyendo el paso de ruido depende directamente de las características de sus componentes, los cuales te explicamos a continuación:

  • Hermeticidad: El punto más importante para evitar la entrada de ruido, será que el cierre de tu ventana sea hermético. Esto lo lograremos con un herraje perimetral multipunto y al menos dos juntas de estanqueidad, evitando que, así como se filtra el aire, se filtre el ruido. ¡Evita las aperturas corredizas!
  • Vidrios: El segundo punto con mayor importancia. En pocas palabras, a mayor espesor de vidrio, mayor aislamiento acústico. Adicionalmente, debido a que están compuestos por diferentes materiales, los vidrios laminados aumentan el grado de aislamiento acústico final. Nuestra recomendación es elegir vidrios dobles o insulados, así obtendrás tanto aislamiento acústico como térmico.
  • Perfiles: Las ondas sonoras se transmiten por vibraciones a través de los materiales. Debido a su masa, rigidez y amortiguamiento, los perfiles de PVC son mucho más efectivos para reducir la transmisión de ruido que los de aluminio o fierro.
  • Instalación: De nada sirve que una ventana sea completamente funcional si no está bien instalada. El no aislar correctamente (normalmente con espumas aislantes) entre la ventana y la boquilla de la obra, ocasionará una gran entrada de ruido. Por ello, es necesario contar con instaladores profesionales y capacitados que realicen una instalación efectiva de la ventana hermética.

Según pruebas de laboratorio, nuestras puertas y ventanas son capaces de reducir el ruido de 80 dB, equivalente al ruido de una calle muy transitada, a 40 dB, equivalente al ruido dentro de una biblioteca, por lo que han funcionado incluso para ser instaladas en cabinas de audio y grabación profesionales obteniendo excelentes resultados.

Si llegaste hasta aquí quiere decir que probablemente estés sufriendo algún problema relacionado con el ruido. Haz tu hogar más confortable creando espacios de relajación y descanso libres de ruido. Contacta a los expertos y deja el ruido donde pertenece: afuera.

 

Dejar una Respuesta

Back to top