Seamos honestos: no soportamos el calor al grado de manifestarlo en forma de memes en plataformas como Facebook. Esto es normal, de hecho está comprobado que el calor nos hace irritables. Además, las altas temperaturas pueden afectarnos en otros aspectos. Por ejemplo, pueden reducir nuestra productividad e incluso, convertirse en un riesgo para la salud. Afortunadamente ya existen diferentes tipos de productos que permiten mantener una temperatura agradable y lograr el aislamiento térmico óptimo. El día de hoy te presentamos cinco tips para que puedas resguardar cualquier espacio durante esta etapa de calor.

Aislamiento térmico pasivo

La luz solar es energía y la energía genera calor. La cancelería de PVC y los vidrios low-e nos permiten resguardar una temperatura fresca en un espacio, sin necesidad de utilizar dispositivos de control de clima. Si no cuentas con este tipo de elementos, puedes optar por regular el paso de la luz con persianas o cortinas. Siguiendo este consejo puedes conseguir aislamiento térmico de manera sencilla.

Es hora de cambiar los focos

Si el calor es insoportable durante el día, a la hora de dormir resulta peor ya que las altas temperaturas nos impiden descansar correctamente. ¿Sabías que los focos tradicionales gastan hasta 90% más de energía que los focos de LED? Esta energía se traduce en calor en tu hogar. Lo anterior, sumado a la temperatura en primavera, no te dejará dormir. Considera utilizar otro tipo de focos y mudarte a nuevas tecnologías, así ahorrarás dinero en recibos y mantendrás tu hogar fresco.

La decoración también es importante

Estarás de acuerdo con nosotros en que no utilizamos la ropa de verano en invierno. Lo mismo sucede con la decoración de cualquier espacio. La temperatura puede percibirse desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, entrar en una habitación totalmente alfombrada sentiremos más calor del que realmente hace. Para solucionar este punto, intenta cambiar los colores de la decoración por tonos claros o blancos en los espacios con temperatura más alta. Esto nos dará una sensación de frescura. Si conjugas esto con cancelería de PVC, la frescura se transmitirá en la estética y el espacio.

¿Debo abrir las ventanas para conservar el aislamiento térmico?

Para mantener un espacio saludable y a una temperatura confortable, se recomienda abrir tus ventanas durante la noche o al amanecer. Esto permitirá la entrada de aire fresco y dejará salir la acumulación de calor del día. Lo anterior puede ser un problema, ya que durante la noche pueden introducirse insectos molestos. Para evitarlo, puedes optar por utilizar mosquiteros y evitar el paso de mosquitos u otro insecto.

Otras formas de protección

En la actualidad existen diversos productos que nos permiten garantizar aislamiento térmico. Un ejemplo importante son los toldos, elementos de gran valor estético que además ayudan a proteger cualquier interior de las temperaturas extremas o de los fenómenos naturales como la lluvia.

Sigue estos consejos y podrás mantener tu hogar fresco y confortable. El aislamiento térmico es siempre una señal de confort que además, te permitirá vivir tu día a día con tranquilidad. Que el calor no te impida realizar tus actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*