La estética y la funcionalidad de un espacio son dos aspectos clave para crear un entorno de confort y tranquilidad. Sin embargo, suele considerarse que las necesidades de un espacio residencial y un espacio de uso público (como un hotel) son diferentes. La realidad es que los objetivos de estos dos ejemplos son distintos, y a pesar de ello, las ventanas herméticas son una solución para ambos. Conoce cómo estos elementos mejoran la implementación de cualquier tipo de espacio.

Las ventanas dentro de un espacio cumplen múltiples funciones: son puntos de entrada de luz y de aire, deben ser útiles, dar valor estético. Además, aportan un control de temperatura interior-exterior.

Todas las necesidades que hemos descrito corresponden a un espacio cualquiera, independientemente del uso que tenga la construcción. Los edificios grandes se construyen con el objetivo de un gran tránsito de gente. Los hoteles y los restaurantes son un ejemplo de este tipo de construcciones. Por otra parte, los espacios que albergan un hogar se construyen para hacer confortable el día a día. Estas diferencias nos hacen pensar que las ventanas para cada tipo de proyecto tendrían que ser diferentes. Aunque lo anterior es en parte cierto, te mostraremos por qué las ventanas herméticas son una solución para cualquier tipo de proyecto.

Ventanas herméticas en espacios residenciales

En este espacio hemos mencionado cuáles son las ventajas de las ventanas herméticas en general. Enfocándonos en el tema residencial, los principales beneficios que aportan son :valor estético y el bajo mantenimiento, así como aislamiento térmico y acústico. La robustez de los perfiles refuerzan cualquier esfuerzo arquitectónico.

La robustez también mejora el aspecto de una construcción residencial tanto en el interior como en el exterior. Si en algún momento decides vender tu casa, y esta cuenta con ventanas herméticas, estarás dándole una plusvalía que se traducirá en una mejor venta.

Además de lo anterior, notarás un ahorro importante en electricidad. Por una parte, las ventanas amplias evitarán que uses luz artificial durante el día y además, podrás reducir el uso de sistemas de aire acondicionado o calefacción.

Ventanas herméticas para grandes proyectos

Para los grandes proyectos, las ventajas mencionadas para los espacios residenciales se traducen en un ROI acelerado. El ahorro en energía, al prescindir de luz y temperatura artificiales, es enorme. Otra ventaja importante es la posibilidad de obtener certificaciones arquitectónicas. Una certificación Passivhaus o LEED mejora el ranking de un desarrollo arquitectónico de gran envergadura.

Por otra parte, en la actualidad existe una mejor conciencia sobre el medio ambiente. Las personas están dispuestas a desembolsar un poco más para sumarse al cambio. Por ejemplo, los turistas de esta época prefieren hospedarse en hoteles sostenibles y no tienen reparos en pagar un extra.

Funcionalidad, estética, ahorro y ROI. Está claro que las ventanas herméticas aportan una gran cantidad de ventajas frente a otros sistemas de perfiles como aluminio o madera. También nos acercan a la sostenibilidad que se ha convertido en un estándar para cualquier desarrollo. Si estás pensando en cambiar tus ventanas, consulta con los expertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*