Has comprado el piso laminado ideal para tu hogar, has realizado una inversión importante y estás contenta o contento con el resultado. Un día, tu hijo está jugando y accidentalmente rompe una parte. O tal vez tienes un establecimiento al que has colocado un fino piso de mármol. Un día llega uno de tus proveedores y mientras está realizando operaciones deja caer accidentalmente una caja. El piso y tu inversión se encuentran fracturados. Si alguno de estos escenarios te resulta familiar, entonces debes conocer los pisos vinílicos

¿Qué son los pisos vinílicos?

Los pisos vinílicos son una alternativa a los pisos tradicionales. Se fabrican con materiales plásticos que los hacen mucho más resistentes que otras opciones y permiten imitar infinitas texturas y colores. Esto los hace idóneos para dar elegancia y resistencia a cualquier espacio.

¿Cuáles son las ventajas de los pisos vinílicos?

En el párrafo anterior ya se indicó una muy importante: sus diseños elegantes realzan la estética de cualquier lugar. Sin embargo, el beneficio más importante es el cuidado del piso mismo. Los pisos tradicionales pueden ser frágiles ante ciertas situaciones. En los escenarios anteriores el uso rudo provocaba un desgaste. El flujo constante de personas también puede provocarlo. Los hoteles, restaurantes y tiendas son espacios a los que mucha gente acude cada día. Resulta natural que el piso se deteriore mientras más gente transita sobre él.

Cero mantenimiento

Un piso laminado puede verse muy elegante, pero también convertirse en un verdadero dolor de cabeza. El mantenimiento para este tipo de pisos puede resultar caro ya que se requiere de un especialista para llevarse a cabo. De la misma forma, este mantenimiento requiere de insumos que no contemplamos en la inversión inicial. En cambio, los pisos vinílicos requieren de mantenimiento casi nulo, y pueden limpiarse con materiales comunes.

Higiene y salud

El piso suele considerarse como naturalmente sucio. Muchos padres prohiben a sus hijos pequeños jugar directamente sobre el suelo por cuestiones de higiene. En cambio, los pisos de vinilo contienen materiales que impiden el crecimiento de agentes bacteriológicos. Esta última característica los hace ideales no sólo para hogares con niños, sino también para hospitales, restaurantes y hoteles.

Tener un piso de madera, laminado o de cualquier material mineral tiene sus ventajas. No obstante, los pisos de vinilo se presentan como una opción con múltiples beneficios más allá de lo estético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*